GATITO SENTADO

Los gatos tienen un sentido del equilibro extraordinario. Cuando se caen, casi nunca se hacen daño. Incluso se dice que siempre caen de pie. Y es verdad: cuando se caen de espaldas, primero giran la cabeza y las patas delanteras en dirección al suelo, luego la columna vertebral y por último las patas traseras. Además, frenan la caída al igual que un paracaídas estirando las patas y abriéndolas. Con esa habilidad son capaces de amortiguar suavemente prácticamente cualquier golpe.

A partir de 3 años

edad
REF: 13771 // Stock: Disponible
Añadir a la cesta

4,25 €

IVA incluído